XemioLogov6

Información
para ePacientes
de cáncer de mama

Login usuario
Selector de idiomas

DoctoraEs importante clasificar y conocer todos los aspectos del cáncer de mama para que pueda tratarse de la forma más óptima posible. No todos los cánceres de mama son iguales y cada paciente es diferente, por lo que es posible que sea necesario realizar varias pruebas y exámenes.

 A continuación enumeramos las que más frecuentemente se realizan, pero probablemente no necesitará la realización de todas ellas.

 

Historia clínica exhaustiva

Su médico le preguntará sobre enfermedades, antecedentes  personales y familiares (hoy en día sabemos que hay tipos de cánceres que pueden ser hereditarios), y medicación que tome habitualmente. Asimismo es importante conocer sus antecedentes ginecológicos como la toma de anticonceptivos o tratamientos hormonales, embarazos, seguimiento ginecológico y si se encuentra en pre- o post-menopausia.

Examen físico

Además de un examen físico general, es necesario la palpación de ambas mamas y exploración de los territorios ganglionares.

Análisis sanguíneos

Se debe evaluar además de las células sanguíneas, cómo funciona el riñón y el hígado. A veces puede ser necesario evaluar el estado hormonal si existen dudas sobre si la paciente ha alcanzado o no la menopausia.

Tubs analitiques

Mamografía bilateral

Es una prueba de imagen que utiliza rayos X para ver el tejido mamario y la presencia de masas o calcificaciones. Forma parte del screening o pruebas de cribaje poblacional para detectar el cáncer de mama en estadíos precoces. Se realizan de forma periódica desde los 55 hasta los 70 años. Es importante que se realice de forma bilateral (en las 2 mamas) ya que existen casos de cáncer de mama bilateral. En el caso de llevar prótesis mamaria disminuye la eficacia para diagnosticar. Es importante llevar sujetador cómodo y evitar el uso de desodorantes el día de la prueba. Se colocará la mama en una plataforma y sobre ella se ejercerá presión con otra mama. En ocasiones puede resultar dolorosa pero es importante ejercer una adecuada presión para obtener la máxima calidad de imagen.

Mamografía

Ecografía

Es una prueba de imagen que utiliza las ondas de ultrasonidos para ver más características del tumor mamario. Además sirve para buscar ganglios linfáticos que puedan estar afectados, principalmente en la axila. Sirve también como guía para realizar biopsias o punciones de las lesiones sospechosa.

Ecografia de pecho

Tomografía computarizada

(TC o scanner) torácico y abdomino-pélvico. Sirve para descartar o diagnosticar metástasis. Utiliza múltiples rayos X en diferentes posiciones para obtener una imagen detallada. También es necesario la aplicación de un contraste intravenoso por lo que debe informar a su médico si posee alergias o enfermedades renales. Está indicada en cáncer de mama con alto riesgo o sospecha de enfermedad a distancia.

Gammagrafía ósea

Es una prueba de imagen que utiliza un fármaco radioactivo que se une específicamente a las células que forman el hueso (osteoblastos). Tras la administración del fármaco se realiza un rastreo que capta dicha radiación.

Resonancia magnética mamaria

Es una prueba de imagen más específica que aporta más información de ambas mamas y algunos territorios linfáticos. Está contraindicada en caso de que el paciente sea portador de prótesis metálicas ya que utiliza un imán de gran escala para obtener la imagen. Aporta más detalles de las lesiones y, en ocasiones (en función de la densidad del tejido mamario o la presencia de prótesis mamaria), es la prueba de imagen de primera elección, por tener escasa rentabilidad las otras pruebas. Es necesario la administración de un contraste por vía intravenosa para una mejor caracterización de la lesión. Informe a su médico si ha presentado alergias previas o si padece enfermedades que afecten al riñón.

Tubo de diagnóstico

PET

(por sus siglas en inglés de Positron Emission Tomography). Es una prueba de imagen que utiliza la radiación emitida por diferentes fármacos radioactivos. El más utilizado es la glucosa unida a flúor (FDG). Como la glucosa es la principal fuente de energía de las células, el PET mostrará aquellas áreas del cuerpo que presenten mayor actividad, como son las células cancerosas. El principal problema de esta prueba es el alto porcentaje de falsos positivos por otras células que estén activas en ese momento por diferentes razones, como por ejemplo una infección. Está indicado en casos en que las anteriores pruebas de imagen sean dudosas. Deberá informar a su médico si ha sido diagnosticada de diabetes ya que esta prueba puede verse alterada.

Estudio anatomopatológico

(biopsia o citología). El diagnóstico de confirmación se realiza con el estudio de las células del tumor con microscopio. La muestra para este estudio se extrae mediante biopsia (más adecuado por ser de mayor volumen y cantidad de células) o citología (menos invasivo, pero no tan rentable). En caso de realizarse cirugía del tumor primario, la pieza también será examinada al microscopio por un médico especialista de Anatomía Patológica. Existen diferentes métodos para extracción de las células como por ejemplo la PAAF (punción-aspiración mediante aguja fina) o BAG (biopsia mediante aguja gruesa), que pueden ser guiadas mediante ecografía. Es importante que informe a su médico si toma medicación que pueda alterar la coagulación, como por ejemplo Aspirina® o Sintrom®, para evitar el sangrado tras el procedimiento.

 Microscopio

 

Fecha de creación: 12/6/2015   Fecha de revisión: 12/6/2015

 

 

Deja tus comentarios

Los Comentarios han sido bloqueados por el admin

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Twitter

Esta Web contiene información básica sobre distintos aspectos de la salud elaborada por profesionales y pacientes. El contenido de la presente web no sustituye la atención personalizada de los equipos de salud. © Fundación iSYS.

Acreditación médica