XemioLogov6

Información
para ePacientes
de cáncer de mama

Login usuario
Selector de idiomas

equilibro

Uno de los aspectos importantes del enfrentamiento a la enfermedad, es el psico-social, que incide en todo el entorno directo del paciente y que hay que tener en cuenta más allá de las dificultades físicas que supone el cáncer.

Para que todo funcione lo mejor posible, se debe  ampliar el foco e incluir al entorno del paciente. Es importante tener en cuenta las necesidades del cuidador, para que su salud y equilibrio emocional sean también lo mejor posibles.

La falta de comunicación, soledad, falta de contacto físico, silencio, disminución de las conversaciones, medicalización como única terapia, puede ser consecuencia de la carencia de una buena comunicación del paciente oncológico y su entorno. La falta de tiempo, la negación de la muerte, la ausencia de seguridad, la dificultad en el manejo de la comunicación incrementan el estrés del cuidador y también del afectado.

Para ayudar al cuidador, los expertos recomiendan:

  • Aprender a identificar, entender y sobrellevar sus emociones, ya que nadie es perfecto y no hay una manera “correcta” de hacer las cosas. Y también aprender a pedir ayuda cuando es necesario. Describen una lista de aspectos en lo que serían interesantes buscar apoyo, tales como en el acompañamiento a citas médicas, en la preparación de comidas o en la recogida y cuidado de los hijos.
  • Reservarse tiempo para el bienestar personal. Si el cuidador se encuentra bien puede atender mejor a la persona que cuida. Debe reservar tiempo para cultivar sus aficiones y amistades sin sentido de culpabilidad.
  • Mantener un buen estado de salud físico y mental, hacer ejercicio, rervarse tiempo, compartir sus inquietudes, etc

Los profesionales sanitarios, que guían a pacientes y familiares en el proceso, tienen que alcanzar un equilibrio entre la empatía que garantía una buena comunicación con los afectados, y su bienestar emocional, gravado con el estrés de una gran sobreactividad laboral y científica. Lo mismo sucede con los cuidadores informales, a los que se suman otras dificultades, como el miedo a lo desconocido. Deben encontrar un equilibrio que les permita seguir adelante.

Recomiendo la lectura de estas recomendaciones elaboradas por el Instituto Nacional del Cáncer norteamericano: "Como cuidarse mientras cuida a un ser querido".

Otra situación, que merece una atención específica, es cuando la persona afectada es simultáneamente cuidadora ya que la adaptación es especialmente compleja.

 

Imma Grau 100Imma Grau
Investigadora social en comunicación y salud. Comunicadora ubuntu. El cocktail: ingeniería, ciencias de la información y sociología; inmersa en el mundo profesional sanitario y en el de los pacientes.
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios

Twitter

Esta Web contiene información básica sobre distintos aspectos de la salud elaborada por profesionales y pacientes. El contenido de la presente web no sustituye la atención personalizada de los equipos de salud. © Fundación iSYS.

Acreditación médica