XemioLogov6

Información
para ePacientes
de cáncer de mama

Login usuario
Selector de idiomas

CONSEJOS para prevenir el linfedema

linfedemaEl sistema linfático es una red de conductos, vasos linfáticos, con órganos y ganglios linfáticos, que producen y transportan linfa desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo. El sistema linfático es una parte principal del sistema inmunitario del cuerpo, rodea los tejidos, sirve para transportar las defensas y retirar los deshechos que produce el organismo a nivel microscópico. Si queréis conocer mas detalles, podéis visitar nuestra web de Grup Agata en el siguiente enlace: El linfedema.

Los ganglios linfáticos que irrigan un tumor, pueden ser los primeros en recibir una metástasis, y por ello ser aconsejable su extracción, o linfedectomía. Es frecuente que, como consecuencia de la intervención, se produzca una obstrucción del circuito de la linfa, y ésta se acumule, provocando una inflamación de la extremidad donde se produjo la extracción.

CONSEJOS: La intensidad y duración del ejercicio físico, recomendaciones de la OMS

Ejercicio2El ejercicio es una gran ayuda para la recuperación física, disminuye el riesgo de recidiva de una forma notable y ayuda a la disminución de la mortalidad (la reduce a la mitad en comparación con pacientes sedentarios). Curiosamente, el ejercicio puede ayudar a afrontar la fatiga, que con frecuencia propician algunos de los tratamientos. Algunos estudios también han demostrado que más actividad física implica una menor aparición de otras enfermedades cuando se está en tratamiento de cáncer de mama.

El ejercicio se debe de practicar de forma correcta y con una intensidad adecuada. Durante el tratamiento se debe adaptar al estado físico en que nos encontremos. Dada la importancia de la realización de ejercicio, dedicaremos una serie de artículos a contar cuales son los principios de una práctica saludable.

CONSEJOS: En tratamiento en verano...

Playa

Si está en tratamiento durante el verano deberá cuidarse con especial mimo. Protéjase del sol y el calor y manténgase hidratada y fresca.

Refrésquese a menudo con duchas rápidas o toallas empapadas con agua fresca. Descarte las duchas calientes y los detergentes agresivos que favorecen la sequedad de la piel. Dedíquese tiempo y aplíquese cremas hidratantes para pieles sensibles, sin alcoholes, ni parabenos, por el cuerpo.

En el caso de tener la piel seca por los tratamientos, le puede ayudar también evitar el aire seco utilizando un humidificador en el interior cuando el ambiente sea cálido. Utilice guantes cuando lave los platos, le ayudará a evitar el agua caliente y los detergentes agresivos. Trate de usar un detergente para la ropa sin colorantes ni perfumes, dado que estas sustancias pueden permanecer en la ropa después del lavado e irritar la piel seca. Utilice productos para el cuidado sin alcoholes, perfumes y colorantes para evitar la irritación.

Twitter

Esta Web contiene información básica sobre distintos aspectos de la salud elaborada por profesionales y pacientes. El contenido de la presente web no sustituye la atención personalizada de los equipos de salud. © Fundación iSYS.

Acreditación médica