XemioLogov6

Información
para ePacientes
de cáncer de mama

Login usuario
Selector de idiomas

CONVERSACIONES: Chemobrain, neblina en el cerebro

 Chemobrain

Muchas mujeres, tras el tratamiento por cáncer de mama, explican que sufren pérdidas de memoria, despistes, dificultades de atención, y en ocasiones problemas al expresarse. Inicialmente esto se atribuía, -sobretodo en el inicio del tratamiento-, al estrés emocional que provoca el diagnóstico. Se contaba con que la barrera que protege al cerebro de los tóxicos hiciera también su función con los fármacos, y por lo tanto no se consideraba una posible afectación.

Con el tiempo esta apreciación de inocuidad ha ido cambiando, y en la actualidad se consideran los “problemas cognitivos” como otra posible secuela del tratamiento, que sufren algunos pacientes y cuya durabilidad e intensidad puede variar según la persona y el tratamiento que ha recibido.

CONVERSACIONES: Los tests genéticos y el cáncer de mama

GenesEl cuerpo humano se compone de millones de células que se van renovando de forma continua a lo largo de la vida. En su ciclo vital, las células se dividen, copiando su material genético, que contiene la clave de su desarrollo y especialización. Algunas células contienen información para especializarse en células de piel, otras de hueso y así hasta construir el complejo ser humano. 

Con el envejecimiento, o por factores hereditarios o ambientales, las copias de material genético pueden no ser perfectas e introducir mutaciones, que se van propagando en las nuevas células. Algunas de estas mutaciones pueden provocar un cáncer y son las que se intentan identificar mediante las pruebas genéticas. Algunas de estas pruebas, al igual que una predicción meteorológica, sirven para conocer una probabilidad y orientar los posibles tratamientos, y hay otras que buscan una característica concreta.
 

CONVERSACIONES: Dieta y ejercicio, un tratamiento sin efectos adversos

bici sraEstá demostrado mediante estudios científicos que la realización de ejercicio de forma adecuada puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer un 30 %. Esto es valido para todas las mujeres.

Con el ejercicio se puede disminuir el riesgo de cáncer al prevenir la obesidad, reducir la inflamación y los niveles hormonales, y mejorar la resistencia a la insulina y el funcionamiento del sistema inmunológico.

Twitter

Esta Web contiene información básica sobre distintos aspectos de la salud elaborada por profesionales y pacientes. El contenido de la presente web no sustituye la atención personalizada de los equipos de salud. © Fundación iSYS.

Acreditación médica