FIsysIcono blancoFundació iSYS
XemioLogov6
XemioLogov6
Informació per a epacients de càncer de mama

Tubo de diagnóstico
La radioterapia es la aplicación de radiaciones ionizantes en el tratamiento de los tumores. Esta radiación actúa sobre la información genética de las células afectadas produciendo su muerte.

Los avances en la tecnología nos aportan cambios importantes en la aplicación de los tratamientos de radioterapia.Nuevas máquinas más precisas, más potentes y más selectivas abren un sinfín de posibilidades a nuevos tratamientos.

Las finalidades de los tratamientos de radioterapia pueden ser:

Radicales: donde la finalidad del tratamiento es curativa, la desaparición de la enfermedad.

Paliativas: donde la finalidad no es la curación sino aliviar síntomas.

Concomitantes: donde la aplicación de la radioterapia junto a nuevos fármacos aumenta la respuesta esperada del tratamiento. La suma de diferentes terapias, la precisión en la célula diana, el conocer mejor las características genéticas de determinados tumores,favorece la respuesta. De aquí la importancia que tiene la investigación en el tratamiento de las enfermedades oncológicas. La aplicación de nuevos estudios allí donde la medicina se queda sin respuestas es la única salida a aquellos casos que no se conocen.

Pasos a seguir para definir y ejecutar un tratamiento de radioterapia:

La colaboración del paciente es una premisa importante para poder ejecutar cualquier tipo de tratamiento. Por ello debe conocer beneficios, riesgos y pasos a seguir. Por este motivo la información y educación hacia sus cuidados y autonomía es fundamental.

(1) TAC Simulación. La realización de una prueba de imagen denominada TAC (Tomografía Axial Computerizada) en condiciones óptimas, nos ofrece conocer con precisión el aspecto de la anatomía del paciente, Por tanto, nos permite poder definir mejor aquello que queremos tratar y aquello que queremos proteger durante el tratamiento.Las características necesarias para la realización de este TAC son:

- La mejor adquisición de imágenes reduciendo los riesgos al paciente. Si fuera necesario realizar el TAC con "contraste", el paciente deberá acudir en ayudas y premedicado si fuera preciso.

- Conseguir una correcta reproductibilidad. Partiremos de la posición del día del TAC, por tanto necesitamos que el paciente pueda adoptar exactamente la misma posición a lo largo de las sesiones de tratamiento, de un modo fácil y cómodo. Para ello:

· Utilizaremos los sistemas de inmovilización de que dispongamos. El paciente debe esforzarse por mantener las mismas características internas a lo largo de la planificación y de los tratamientos, es decir: 

· Si el TAC se realiza con el recto vacío, necesitamos que se esfuerce para que las sesiones de tratamiento se realicen con el recto vacío. Si la vejiga está llena, lo mismo.

· La posición de cada una de las partes que se calculan para el tratamiento debería poder reproducirse a lo largo de las sesiones y por eso, el paciente debe colaborar.De este modo, los cálculos que realizarán los físicos al hacer el estudio dosimétrico acercarán más el caso ideal al caso real. 

· Control de pesos y contornos a lo largo del tratamiento.

(2) La dosimetría clínica: El estudio del efecto de la radiación en el volumen a tratar. Es decir, un equipo de técnicos y físicos, calcularán de un modo ficticio los efectos virtuales de la radioterapia sobre las imágenes del TAC de simulación. Ellos se encargarán de dar las dosis necesarias a los volúmenes a irradiar y de preservar del mejor modo los órganos circundantes siguiendo las pautas recogidas en las guías clínicas. En el momento en que la dosimetría cumple con todos los criterios restrictivos definidos por el médico, estará preparada para poder ser aplicada sobre el paciente.

(3) Aplicación del tratamiento de radioterapia: Una vez calculada y verificada la dosimetría virtualmente, se pasará a aplicar de un modo real sobre el paciente.

(a) Primer día de tratamiento: se verificarán todos los datos y se aplicarán verificando zona de tratamiento mediante radioterapia guiada por imagen (por sus siglas en inglés IGRT).
(b) Programación de tratamientos posteriores con o sin coincidencias (llamadas concomitancias) con otros tratamientos como la quimioterapia, inmunoterapia, braquiterapia, etc.
(c) Finalización de tratamiento y educación en cuidados posteriores.

(4) Controles postratamiento: Evaluación posterior de sintomatología, control analítico y de imagen, si se precisa.

AUTORElvira García-Triviño
Infermera. Cap de Cures Procés Oncologia Radioteràpica ICO Badalona. Coordinadora del grup infermer SEOR.
Please login to comment

Comments

  • No comments found